Un barrio tradicional, con un corazón de oro - el barrio del Clot.

Ambiente en la calle: residencial, cercano, convencional y sencillo.
Famoso por: pasar desapercibido, su mercado cubierto, la creación ingeniosa del Parc del Clot.
Un barrio tradicional, con un corazón de oro - el barrio del Clot.
  • Aunque está ubicado en el barrio vecino de Horta-Guinardó, el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau es una cercana obra de arte modernista que definitivamente hay que visitar. Diseñado por el arquitecto catalán Lluis Domènech i Montaner, el complejo es hoy Patrimonio de la Humanidad. Hasta 2009 fue un hospital en pleno funcionamiento, y a partir de entonces se iniciaron las imprescindibles obras de renovación. Se puede entrar libremente al solar, y también hay varias visitas guiadas durante la mañana en diversas lenguas europeas.

    Otro punto a destacar del barrio es el Parc del Clot, que se abrió al público a mediados de 1980. Inspirado en la herencia industrial de la zona, el espacio es un soplo de aire fresco muy necesario en una zona predominantemente residencial. A las ruinas de un almacén del siglo XIX se les han dado un buen uso, y sirven como acueducto que abastece de agua a los perros que corretean a su alrededor. Mientras tanto, residentes de todas las edades disfrutan de las pistas de squash al aire libre, las mesas de ping pong, las pistas para correr, las zonas de juegos para niños y, por supuesto, los campos de petanca.

    Comer fuera

    Un destacado e incondicional de los restaurantes de El Clot es “El Cocinero”, en la calle Independència. Es conocido porque usa productos de calidad, la generosidad de sus raciones y un servicio amable que lo convierten en un hito del barrio. También recomendamos “Els Tres Porquets” a los amantes de la carne. Es un sitio pequeño, quizá un poco caro, pero sirven clásicos catalanes de gran calidad y se enorgullecen de agregar un toque de delicadeza.

    Vida nocturna

    El Clot no es precisamente un barrio muy activo cuando hablamos de vida nocturna. Hay pequeños bares donde se puede tomar una copa con la gente local, pero para escenarios más excitantes es posible que tengas que buscar un poco más lejos. Sin embargo, con las varias de líneas de Metro que tiene El Clot, el acceso es fácil a zonas como L'Eixample Esquerra y los distritos de Ciutat Vella, donde hay un sinfín de clubes.

¿Tienes una opinión sobre este barrio? ¿Alguna pregunta sobre tu estancia en él?

Deja tu comentario y en seguida nos pondremos en contacto contigo. Para obtener más información sobre nuestro enfoque en cuanto a los comentarios en el sitio, por favor lee nuestra política de publicación. Por favor, contáctanos por teléfono o e-mail si tienes más preguntas sobre ello.