El jardín escondido de Barcelona – el inmenso y variado barrio de Horta-Guinardó.

Ambiente en la calle: tranquilo, suburbano, genial para familias, aquí se respira el día a día normal de Barcelona.
Famoso por: el hospital modernista de la Santa Creu i Sant Pau, algunos lugares donde se vivieron los Juegos Olímpicos, pintorescos parques (Parc del Carmel, Parc del Guinardó, Parc del Laberint d’Horta) y curiosas calles serpenteantes.
El jardín escondido de Barcelona – el inmenso y variado barrio de Horta-Guinardó.
  • El hospital de la Santa Creu i Sant Pau se encuentra en la parte sur del distrito y es una obra maestra del Modernismo, su visita vale la pena. Fue diseñado por el arquitecto catalán Lluis Domènech I Montaner y declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Hasta el 2009 fue un hospital y desde entonces se encuentra en un proceso de renovación. Podrás acceder al edificio gratuitamente o aprovechar una de las visitas guiadas que se organizan durante las mañanas en varios idiomas.

    Al norte de Horta está la zona llamada Vall d’Hebron. Si aún te da tiempo, te recomendamos visitar el Palauet de les Heures del siglo XI, que se encuentra justo al pie de las colinas de Collserola. Parece un castillo francés y hoy en día es parte de la Universidad. Sólo con visitar sus jardines ya merece la pena haber ido, disfruta de las terrazas de paisajes intrínsecos y la impresionante colección de plantas y árboles. El transporte público termina en el Passeig de la Vall d’Hebron, pero un autobús gratuito circula por la zona universitaria y para justo aquí.

    Un lugar perfecto para desconectar

    Cercano a la estación de metro de Mundet, encontrarás el Parc del Laberint d’Horta entre otros lugares interesantísimos en esta zona. Se creó en el siglo IIX y es uno de los parques más antiguos y conocidos de la ciudad. Te recomendamos combinar la visita de los jardines con la del museo. A pesar del paso del tiempo este lugar tan romántico sigue en buen estado. Adéntrate en su fascinante laberinto de cipreses, si consigues llegar al final, te esperará la recompensa: la estatua del mismísimo Eros. También cuenta con una zona para picnic y otra de juegos para niños muy cerca del museo. Acuérdate de visitar el velódromo de Horta, donde en 1992 se celebraron las carreras en bicicletas de los Juegos Olímpicos.

    El frondoso Parc del Guinardó cubre una zona aún más extensa y también alberga muchísimos cipreses. Bordeado por bosques la mayor parte del parque se compone de paisajes arbolados y delicadas fuentes, un lugar idóneo para desconectar y disfrutar de maravillosas vistas de la ciudad.

    Salir a comer

    Cuando apriete el hambre dirígete al Carrer del Tajo, aquí está Sant Fost. En este restaurante se respira el ambiente típico de la cocina catalana. Es un lugar rústico perfecto para familias, donde disfrutaréis de riquísimos platos mediterráneos a precio razonable. El bacalao con miel es uno de nuestros platos favoritos. Hacia el norte, cerca de la Plaça Eivissa, encontrarás Can Xus. La especialidad aquí son los alimentos que se puedan preparar a la brasa, aunque el menú es muy variado. Los precios son ligeramente más elevados pero la calidad de la comida y la amabilidad del servicio son la recompensa. El Mesón Restaurante Delicias se encuentra al lado del Parc del Carmel. Los camareros son amables, las tapas enormes y disfrutaréis con los calamares a la romana en su soleada terraza. Si tenéis que hacer cola para entrar será la mejor prueba de que os espera un manjar.

    La vida nocturna

    Como ya te podrás imaginar, el distrito de Horta-Guinardó no es el destino ideal para vivir la vida nocturna de la ciudad. Hay algunos bares y clubes en la zona, pero te aconsejamos organizar la salida nocturna con antelación para no perder el tiempo buscando el ambiente que más te guste. Un lugar que destaca si te gusta disfrutar de un coctel en un ambiente especial es la Torre Rosa, su barman acumula varios premios. La centenaria casa indiana te transportará en el tiempo y las noches de verano en su terraza con jardín son realmente inolvidables. Si te apetece bailar te recomendamos el bar Samba Brasil, cerca de la estación de metro de Horta. También aquí preparan deliciosos cocteles en un ambiente adornado con fuentes y plantas tropicales. No dejes de probar una de sus famosas caipiriñas. En esta misma zona está el Louise Se Va Nit, el ambiente rockero que nos hace recordar una típica sala de conciertos de Madrid. Muchos viernes se organizan conciertos de bandas rock independiente.

¿Tienes una opinión sobre este barrio? ¿Alguna pregunta sobre tu estancia en él?

Deja tu comentario y en seguida nos pondremos en contacto contigo. Para obtener más información sobre nuestro enfoque en cuanto a los comentarios en el sitio, por favor lee nuestra política de publicación. Por favor, contáctanos por teléfono o e-mail si tienes más preguntas sobre ello.