Ambicioso Poble Nou - El equilibrio entre lo auténtico y lo moderno

Ambiente en la calle: sensación de pueblo, relajado, afable, comercial, ambicioso.
Famoso por: un poco de todo – su propia Rambla, la cercanía a la playa, las fachadas modernistas, sus encantadores parques, un cementerio misteriosamente fascinante.
Ambicioso Poble Nou - El equilibrio entre lo auténtico y lo moderno
  • En septiembre se organiza la Festa Mayor del Poble Nou y puede ser una muy buena temporada para visitar la zona. Disfrutaréis descubriendo todas las tradiciones catalanas en esta fiesta como las Sardanas (el baile típico) y los Castellers, los gigantes y los inimitables ‘correfocs’. La zona es ideal para cualquier época del año especialmente por la tranquilidad que se respira aquí y el fácil acceso a las playas.

    Para orientaros, comenzad caminando por la Rambla de Poble Nou. El agradable paseo no tiene comparación con el agotador ruido del tráfico típico de las famosas Ramblas en el centro de la ciudad. Desde aquí podréis dirigiros hacia el Parc Central de Poble Nou en la Avinguda Diagonal, o hacia la playa y el puerto.

    Lugares de interés

    Las playas son el mayor atractivo para reservar un apartamento en el Poble Nou. La playa de “Bogatell (popular entre la gente mayor) y la “Mar Bella” forman la costa de Poble Nou. Retirados de la costa encontraréis otros lugares interesantes que detallaremos a continuación.

    Parques y jardines

    La zona cuenta con dos parques – revisad el nombre en el mapa para aseguraros de que os dirigís al correcto. El original Parc de Poble Nou está al lado de la costa, pero el Parc Central del Poble Nou es más moderno – fue inaugurado en 2008 - y es mucho más interesante.

    El parque fue diseñado por Jean Nouvel, el arquitecto francés que también creó la Torre Agbar. Es un lugar increíblemente tranquilo, aislado del ruido del tráfico mediante muros cubiertos de flores. Se distribuye en diferentes zonas o hábitats, incluyendo una plaza destinada al baile de la Sardana, un paisaje lunar, y cientos de sauces llorones. La gente local disfrutan de sus instalaciones – veréis a padres con los cochecitos, chicos jugando al pin-pong y parejas disfrutando del aroma de las rosas en los perfumados jardines.

    Mausoleos y monumentos

    Para aprender sobre arte funerario y comprender los eventos sociales y políticos más importantes de Barcelona, visitad el cementerio neoclásico de Poble Nou. Aquí fueron enterrados varios catalanes famosos junto a otros catalanes no tan famosos. El sepulcro más visitado es el de ‘el santet’ – un famoso santo que murió muy joven y aún inspira a los locales a dejarle regalos, velas, incluso peluches. A finales del siglo XIX, la creciente burguesía de Barcelona comenzó a encargar el diseño de ostentosos sepulcros a los famosos arquitectos del momento y el cementerio adquirió sus artísticos mausoleos y pabellones. Una escultura particularmente conmovedora es la llamada “El Beso de la Muerte”, se trata de una llamativa escena de un esqueleto con alas abrazando a un joven a quien le ha llegado su hora.

    Para un cambio de ambiente, os invitamos a pasear hasta la polémica Torre Agbar. Un edificio más, que forma parte del perfil de la ciudad de Barcelona, que se parece mucho al llamado “pepinillo” de Londres y es aún más impresionante cuando está iluminado. La opinión sobre este rascacielos está dividida, no os extrañéis al oír a los barceloneses nombrarlo “el supositorio”.

    Salir a comer

    Poble Nou está pegado al mar, así que no es de extrañar que en los restaurantes se ofrezcan suculentos platos de pescado o marisco. Uno de los favoritos es Els Pescadors, ubicado en la pequeña y pintoresca Plaça de Prim. Aquí encontraréis muchísima variedad de pescado y aunque no sea el más económico, la gente local sigue comiendo aquí. Otra recomendación es L’Aliança de Poble Nou, en plena Rambla. Aquí más bien se sirven tapas pero el económico menú del día entre semana no tiene desperdicio y el servicio es rápido y muy atento. Para el almuerzo también os recomendamos Ca la Blanca, un pequeño local cercano a la Rambla. Por tan solo 12€ comeréis como reyes disfrutando de la cocina catalana de calidad y preparada con productos frescos del mercado. Al mediodía suele estar lleno de hambrientos vecinos de la zona. Además cuenta con una bonita terraza por si prefirierais comer al aire libre. Otra opción al aire libre es el local del famoso pastelero Escribà, el ‘Il Chiringuito di Bogatell’, donde se preparan deliciosas paellas que son especialmente deliciosas acompañándolas con un buen vino. Debéis reservar, es un restaurante muy concurrido.

    Vida nocturna

    Si queréis seguir con la diversión después de haber disfrutado de una buena paella, el Poble Nou os ofrece algunas opciones. Hay varios bares y clubes en la orilla del mar y algunas de las naves industriales se han convertido en lugares para disfrutar de la vida nocturna. La Sala Razzmatazz es una de las más conocidas entre locales y turistas. Se organizan conciertos con artistas internacionales y cuenta con varias salas por lo que ofrece diferentes ambientes musicales. A la vuelta de la esquina está el Loft, especializado en música tecno y electrónica. Y si preferís la música en directo, disfrutaréis en BeGood, cerca de la estación de metro Marina. No es un local muy amplio pero el ambiente siempre es bueno y la música va variando – es un lugar perfecto donde terminar la velada.

¿Tienes una opinión sobre este barrio? ¿Alguna pregunta sobre tu estancia en él?

Deja tu comentario y en seguida nos pondremos en contacto contigo. Para obtener más información sobre nuestro enfoque en cuanto a los comentarios en el sitio, por favor lee nuestra política de publicación. Por favor, contáctanos por teléfono o e-mail si tienes más preguntas sobre ello.