El barrio de Poble Sec – sencillo y sorprendente

Ambiente en la calle: multicultural, tranquilo durante el día, se anima por la noche.
Famoso por: por varios excelentes restaurantes, por sus muchos teatros, por sus colonias de cotorras verdes, y por ser el último barrio que consiguió una fuente de agua potable en 1894.
El barrio de Poble Sec – sencillo y sorprendente
  • Una de las ventajas que tiene vivir en el Poble Sec es el fácil acceso a las laderas y las vistas de Montjuïc. Da un paseo por la noche y contempla la impresionante Fuente Mágica, relájate en los apacibles jardines Laribal, o ve a nadar en las piscinas olímpicas de Bernat Picornell. Poble Sec es también famoso por su gran número de teatros, e intenta revivir su reputación como centro de espectáculos de variedades. “El Molino” (que recuerda al Moulin Rouge) en la avenida Paral·lel, es el teatro más famoso, pero también hay una corta distancia a pie hasta el Teatre Grec. Este es el lugar donde se celebra un emblemático festival de renombre internacional, de teatro, danza y música que tiene lugar cada verano.

    En cuanto a opciones para salir a comer fuera, hay una amplia oferta. A lo alto de la escala (y del barrio) está “Las Rías de Galicia”, que sirve pescado fresco directamente de los mares españoles. Si buscamos algo un poco más económico tenemos “La Bella Napoli”, un incondicional del Poble Sec regentado por una familia, del que siempre se sale satisfecho. Si estás más interesado en la cocina tradicional catalana, no hay mejor lugar que “La Tomaquera”, un restaurante sencillo(sólo se admite efectivo, y no se hacen reservas) que suele estar lleno. A pocos pasos hacemos un hallazgo sorprendente, el atractivamente decorado “Luki”, especializado en cocina tradicional aragonesa.

    Afortunadamente, en el “pueblo seco” del Poble Sec, no escasean los abrevaderos. Hay que llamar al timbre para entrar en “Barcelona Rouge”, un ambiente íntimo, lujoso y elegante donde tomar un buen cóctel. Luego está el pintoresco y viejo bar “Gran Bodega Saltó”, una antigua tienda de vinos decorada con esculturas estrafalarias y filas de barriles. Para una sensación aún más rústica, entra en “Quimet i Quimet”, regido por la cuarta generación de la misma familia. Con sus paredes repletas de botellas de vino, este pequeño local (se come de pie) se ha labrado su fama de ser uno de los mejores bares de tapas de Barcelona.

    Si más tarde te apetece ir a un club nocturno, el lugar más famoso del Poble Sec es la Sala Apolo, cuyas noches “Anti-Karaoke"" de los lunes, seguidas de los ""Crappy Tuesdays”, son legendarias. Es frecuentado tanto por lugareños como por turistas, que hacen pleno uso de su gran pista de baile. Estando instalado en el Poble Sec sólo hay que atravesar una avenida para adentrarte en el barrio del Raval, una estupenda zona de bares.

¿Tienes una opinión sobre este barrio? ¿Alguna pregunta sobre tu estancia en él?

Deja tu comentario y en seguida nos pondremos en contacto contigo. Para obtener más información sobre nuestro enfoque en cuanto a los comentarios en el sitio, por favor lee nuestra política de publicación. Por favor, contáctanos por teléfono o e-mail si tienes más preguntas sobre ello.