Sociable y céntrico - las ventajas de alojarse en Sant Antoni.

Ambiente en la calle: multicultural, animado, moderno, comercial, liberal.
Famoso por: el colorido mercado modernista de Sant Antoni, la pintoresca y peatonal Avenida de Mistral.
Sociable y céntrico - las ventajas de alojarse en Sant Antoni.
  • La vida social de Sant Antoni se concentra en las terrazas de las cafeterías de la Avinguda de Mistral, donde los niños pueden jugar a sus anchas en los parques infantiles mientras sus padres charlan con amigos. También la zona del mercado es muy animada. La gente del barrio suele pasar por aquí para tomar tapas o un refrigerio después de hacer sus compras por la mañana.

    Sant Antoni también cuenta con un cine – el Renoir Floridablanca, con siete salas y especializado en mostrar las películas en versión original.

    La gastronomía de la zona

    Sant Antoni no cuenta con una gran cantidad de restaurantes y bares, por lo que los ruidos tampoco os molestarán. Y además disfrutaréis de la ventaja de estar rodeados de otros barrios donde sí encontraréis la variedad gastronómica como Eixample Esquerra, Raval y cruzando la Avinguda Paral·lel en Poble Sec. Igualmente hay algunos locales que merecen ser mencionados a parte de los bares de tapas.

    Justo enfrente del edificio de la Universidad de Barcelona (en la Plaça Universitat) está Heart Burger. Os sorprenderá este local que no tiene comparación con el típico local de hamburguesas, su cuidada y sencilla decoración deja claro que aquí se trata de comida saludable a precio razonable. También se ofrecen platos sin gluten. Otro sitio para disfrutar de una hamburguesa es el Umami, en Floridablanca. Se encuentra en frente del cine por lo que es idóneo para tomar algo antes o después de ver una película.

    Si os apetece una “orxata”, probadla en Sirvent. A menudo se forma una gran cola de gente que espera para disfrutar de la bebida preparada al más típico estilo tradicional valenciano. Y para combinar, os recomendamos los cruasanes templados de chocolate de la pastelería Forn Mistral. El negocio lleva ya casi funcionando 40 años y no os importará hacer cola por sus riquísimos panes, bollos y brioches.

    Si queréis tomar algo por la noche, os recomendamos el 7 Sins. El local tiene dos plantas, al entrar encontraréis cómodos sofás y en la segunda planta se sirven excelentes cócteles y buena comida. Disfrutad del ambiente y del servicio muy amable.

¿Tienes una opinión sobre este barrio? ¿Alguna pregunta sobre tu estancia en él?

Deja tu comentario y en seguida nos pondremos en contacto contigo. Para obtener más información sobre nuestro enfoque en cuanto a los comentarios en el sitio, por favor lee nuestra política de publicación. Por favor, contáctanos por teléfono o e-mail si tienes más preguntas sobre ello.