Hemos Probado: El Flotarium de Barcelona

    ¿Necesitáis desconectar del estrés de Barcelona? En Flotarium  Barcelona podréis flotar en la ingravidez en una gran esfera futurista de plástico llena de 600 litros de agua y 300 kilos de sal proveniente del Mar Muerto. Esta gran dosis de sal crea la ingravidez y hace que el cuerpo no pese nada y se dirija hacia la superficie del agua. Además, la esfera puede cerrarse para que no entre ni luz, ni ruido en su interior.

    Demasiada teoría… Así que voy a daros una visión exacta sobre esta nueva e inusual forma de relajarse.

    La recepcionista, muy amable, me pidió en primer lugar que leyera las instrucciones. Las hojas informativas estaban disponibles en diferentes idiomas, de manera que no quedaba ninguna duda. Sin embargo, hubo algo que me desconcertó un poco: se dijo que en los primeros 10 minutos podían sentirse eventualmente dolores en la zona de la nuca y de la espalda, ya que es aquí donde se sitúa el centro de cualquier tensión.

    Flotarium  Barcelona flotarium

    Es algo que yo no hubiera imaginado; justamente yo quería ir al Flotarium Barcelona a causa de mi dolor de espalda. Cada una de las esferas de plástico se encuentra en una sala privada, donde hay también una ducha. Después de una pequeña indicación de cómo abrir y cerrar la esfera, utilizar las luces y de cómo comportarse en caso de que entre agua en los ojos, me quedé sola.

    Allí estaba, en una sala provista de luz crepuscular, y ante mí un enorme contenedor esférico. “Allá voy”, pensé, y después de ducharme entré dentro de la esfera. El agua estaba a temperatura corporal: 36 grados, muy agradable. Los primeros segundos son un poco extraños; no acabas de creerte que el agua te mantenga flotando, pero lo hace.

    Recuerda! Ahorra un 20% en el Flotarium con la Tarjeta de Descuento de Oh-Barcelona. – {Qué es esto?}

    Con los botones que hay en el interior de la esfera se puede abrir y cerrar nuevamente el cerrojo. También, hay un botón mediante el cual encender y apagar la tenue luz roja. Finalmente quería disfrutar la experiencia y relajarme, por lo que cerré la esfera. Sentí sensación de tener poco espacio, aunque yo no tenga claustrofobia.

    Al principio, me resultó realmente difícil relajarme. Tenemos a diario tantos estímulos, que no estamos acostumbrados a prescindir de ellos totalmente. La sensación de ingravidez es muy inusual, pero tras 20 minutos te acostumbras y llegas a no sentir tu cuerpo en absoluto. La piel queda aterciopelada y se forman pequeñas burbujas sobre ella.

    En algún momento llegas a desconectar del tiempo, aunque a mi me resultó bastante difícil. Después de una hora se encienden las luces en la sala anunciando que hay que salir de la esfera. La ducha está provista de todo, de manera que no tengáis que llevar nada. Incluso, hay secador, productos para el cabello y cosméticos, para volver a salir con el pelo magnífico.

    NOTA: Para obtener el 20% de descuento de Oh-Barcelona, presenta el vale del pack Tarjeta de Descuento que se proporciona una vez que has reservado el alojamiento. {Términos & Condiciones}

    Una hora lejos de este estresante mundo fue fantástico para mi espalda y después dormí como un bebé. Os recomiendo aprovechar la oportunidad de visitar el Flotarium en Barcelona. Os encantará!

    Flotarium Barcelona

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here