Hemos Probado: Spa Urbano Rituels d’Orient

    Siempre me he sentido fascinada por oriente: su arquitectura, la comida, las especias, el arte, la ropa, la música y todo lo relacionado con ello.

    ¿Quién hubiera adivinado que yo podría viajar a oriente justo en el centro de Barcelona?

    Déjame llevarte al mundo del Hammam Spa Rituels d’Orient para darte a conocer los secretos del bienestar y belleza de la tradición milenaria con sus tratamientos Hammam.

    Un poco de teoría antes de empezar nuestro viaje:

    “Hammam” es la palabra árabe para designar calor, y también el nombre para el spa, que durante siglos fue parte de los rituales y costumbres del mundo árabe donde los visitantes circulaban entre zonas de temperatura y humedad progresivas.

    En el Hammam Barcelona hay normalmente hay una “sala caliente” con una temperatura de 37° y una humedad del 80% que facilita que el cuerpo se adapte al calor. En otra “sala caliente” la temperatura es de 46° y la humedad de casi un 100%. El elemento agua está siempre presente y sirve para refrescar el cuerpo y para aclimatarse a las temperaturas variables. Es típico que los tratamientos de belleza como: exfoliación corporal, mascarilla corporal, tratamiento facial o masaje completen la experiencia.

    Hammam Barcelona Spa Rituels d´Orient


    Ahora, deja que el viaje al cuento de hadas oriental comience:

    Cuando el encargado del Hammam Barcelona me condujo a la zona de spa, mi “princesa interior” ya mostró su entusiasmo.

    Enseguida me sentí pletórica al ser transportada a Marruecos. Para reproducir la atmósfera, la arquitectura y la iluminación de un Hammam marroquí original, no faltaba ningún detalle.

    Después de una breve explicación sobre lo que seguiría, me quedé en el área del Hammam, que tuve a mi entera disposición. Y ya que antes nunca había estado en un Hammam, me concedí algunos minutos para explorar el lugar: el primer espacio está lleno con velas dispuestas en linternas árabes y las rejillas de las ventanas iluminadas te permiten, con su tenue luz, entrar en la sala. Todo está hecho en piedra gris.
    Me senté en uno de los bancos de piedra caliente, para que mi cuerpo se adaptara a la temperatura.

    El agua está siempre presente; en los grandes baños de mármol o en la piscina, para garantizar la interacción entre calor y frío. Su sonido, fluyendo, es constante y bienvenido y provoca un efecto relajante que te ayuda a desconectar la mente.

    Después de unos minutos, entré en el “área caliente”, también conocida como “baño de vapor”. Aquí la temperatura sube hasta 46° y el vapor caliente fluye constantemente en el espacio. El aroma de eucalipto alivia tu respiración inmediatamente, mientras el calor y la humedad envuelven tu cuerpo.

    Empecé a circular entre los diferentes cuartos exponiendo mi cuerpo a diferentes niveles de humedad y de temperatura. Para enfriarme usé la piscina, el agua de los baños y de la ducha.

    El calor y la humedad son excelentes relajantes musculares y abren tus poros, ayudándote a desintoxicar tu cuerpo y activar tu circulación.

    Después de aproximadamente 45 minutos, tu cuerpo queda listo para la exfoliación oriental. Aquí el trato es más personal, por lo que se te pedirá quitar la parte superior del bikini y se te acomodará en uno de los lechos de mármol en una habitación separada, donde primero hay una limpieza con el original jabón negro, hecho a partir de aceite de oliva y de eucalipto. Después sigue la exfoliación con la “Kessa” (un guante de cerda), que no es justamente una experiencia agradable, e incluso puede doler un poco en algún momento.Este guante de “crin” elimina la piel muerta y activa la circulación.

    Después de la exfoliación, el asistente cubrió mi cuerpo con una pasta especial hecha de una arcilla roja llamada Rhassoul, que proporciona una profunda purificación a tu cuerpo.

    Hammam Barcelona Hammam Spa Rituels d´Orient

    Es increíble como tu cuerpo se siente después del tratamiento, no puedo describirlo completamente. Tu piel queda como seda, el olor del jabón y de la pasta sobre tu cuerpo limpio y fresco te aporta una satisfacción interna contigo mismo y con el mundo, que pocas veces sientes en el día a día.

    Tu mente y tu cuerpo están ahora listos para la última etapa del viaje a través de oriente: el masaje de cuerpo entero. Puedes escoger entre 4 aceites orientales con diferentes aromas. Y justo cuando pienses que ya no puede ser mejor, tu mente volverá a liberarse completando el sentimiento de total relajación.

    Los últimos minutos en el oriente, los pasarás en tu albornoz mullido sobre uno de los enormes sofás, entre las grandes y suaves almohadas. Disfruta de tu té de menta y del pastel de miel en la tenue luz antes de regresar de nuevo al verdadero mundo exterior.

    Para mi fue una experiencia inexplicable y un verdadero viaje para los sentidos. Te aconsejo ir y reservar tu pequeña expedición en el mundo de las Mil y Una Noches. No te arrepentirás…


    Karina

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here